viernes, 5 de marzo de 2010

Death and the flower-1973






Por un beso, una mirada, una aroma, si se puede conocer a otra persona. Quizás no habéis besado, ni mirado ni apreciado el aroma porque aún no la habéis encontrado. Lo “bueno” de sufrir estress post-traumático en un país tercermundista como el mío es que al no haber anxiolíticos estás más despierto y al sentir el dolor del alma, la vida es tangible como el aire que respiramos, como el agua que bebemos. El “primer mundo” es un juego virtual de consola donde hasta el amor se quiere convertir en bytes, chats donde la mentira es la norma, el aire no existe y una foto de 2 megapixeles hace la función del cortejo.

Demasiados besos cuya sensación acaba como el cuadro de Magritte, dos desconocidos que se conocen demasiado bien… unos sacos en la cabeza que no nos dejan sentir al otro…

Un beso dice Te Quiero, Un beso dice Adiós, Un beso…


Ahí afuera existe alguien cuyo Beso no lleva capucha… Id a por él…


Desde la Post-Traumática Sarajevo…

G.Z.






6 comentarios:

Anónimo dijo...

Goran Zelic, me preguntan por Albacete que si existes Vaya pregunta más rara ¿no? Mi primera respuesta ha sido decirle lo de "Goran Zelic somos todos", pero luego le he contado lo de tu lucha en Sarajevo, lo del tren que conduces y los libros que escribes... Espero que no te importe. J.

Goran dijo...

Como diría un cubano : Ajolá,no existiera ¡ pero existo... Los demás sólo nos conocen una pequeña parte... No desayunes en demasía...

Anónimo dijo...

Café con leche y tostadas con aceite (de Córdoba) y tomate, si puede ser en rodajas, el tomate claro. ¿Qué te parece, Goran?

Javier dijo...

Deja ya la botella ¡

Julián Mª Guzmán. Club de Lectura Aljaima dijo...

Coño Goran, te invitan a desayunar y no he sido yo. Y el detalle de que el aceite sea de Córdoba me dice que tiene que ser buena gente esa quien te invita.

Ra dijo...

Más que triste es no haber conocido nunca ese "encuentro".