lunes, 19 de enero de 2009

SEGUNDO RENACIMIENTO

I


Llegaste en plena disconformidad con mi existencia,
cuando tenía agotadas todas mis incertidumbres.
Con un beso en abril desmantelaste todas mis erróneas nostalgias,
desvaneciste mis versos contrariados,
hiciste que desdeñara todos los silencios de la lluvia
acaparados torpe y dolorosamente desde mis albores,
que recogiese la habitación de mi infancia,
te erigiste como germen y designio de mi renacimiento.


II

Ahora me apremias a que olvide mi pasado,
duro lastre de mis aspiraciones a deidad,
me dices que está cargado de jornadas cansinas e infructuosas,

de momentos tediosos e inservibles,

me recuerdas que está repleto de caminos discordantes,

que está saturado de pujanzas ingenuas y suicidas

que sólo han servido para estorbar mi pensamiento,

humillar mis poesías,
tildar mis creencias.

III

Me has susurrado al corazón mi condición humana,
rebajado el punto de mi
ra de mis anhelos,
y me has demostr
ado que el amor es ese gran acicate para el alma,
que desdibuja hasta el olvido
todo el tiempo perdido.

Me has enseñado a impregnar todas mis expresiones
con la agradable ignorancia de
un recién nacido...

Dedicado a Celia, escrito en Granada


3 comentarios:

Cactus dijo...

Lei esta poesia hace ya tiempo, me la encontraría entre tus apuntes por casa. Entonces pensé que era bonita, ahora me da qué pensar... (que mal rollo)

Anónimo dijo...

Hola hermanita... ¡Qué sorpresa y vaya comentario profundo que me has dejado! Tú sí que me das que pensar... Bueno es un pequeño homenaje para una persona que fue muy importante en mi vida, y tú lo sabes... ¿Por qué no ponerlo? Besos a toda la familia. Por cierto, me suelo dar garbeos por tu blog, pero casi siempre tengo filtros que me impiden hacer comentarios. Pero te sigo eh!!!

Anónimo dijo...

POr cierto, ¿qué te parecen el resto de cuentos? Dale si tienes tiempos un espaldarazo a Cris y Vie Wu (creo que lo he escrito mal) que se lo merecen.
En breve te llamo y me cuentas qué tal por Córdoba. Besos. La verdad está ahí fuera...