miércoles, 2 de noviembre de 2011

REFERENCIA 19º CASO RESUELTO "BOBY" (SAULO Y EL MESÍAS) (FIN)

Ahí, entre las sombras estaba ‘Boby’, sentado sobre una alfombra persa, meditando.

Me identifiqué, informé que me mandó a buscarlo su mamá diputada evangelista.
Se levantó con esfuerzo, las ojeras le llegaban hasta el ombligo, me tomó del brazo y entramos a un privado. Nos seguía una pendeja de una belleza y frescura tal, que presagiaba su destino trágico.
‘Boby’ le pidió café para dos, encendió la luz, me hizo pasar.
Supuse que, como suelen hacer todos en las villas, estaban enganchados y no pagaban energía eléctrica. Indagué por qué no ponían electricidad en el resto de la escuela.
—Necesitamos los fantasmas de la oscuridad —respondió hermético.

La verdadera historia
El Mesías había sido chico de la calle educado por un sacerdote del tercer mundo.
De grande tuvo visiones, sobrevivió a un rayo, escuchó voces celestiales y afirmó ser hijo de una virgen. Se hizo llamar ‘Mensajero de Dios liberador de pueblos oprimidos’. Sus adeptos debían adorarle y llevarle ofrendas.
Vivía rodeado de pendejas con las que danzaba, cantaba y cogía infatigablemente.
Incitó a los villeros, como medio de derribar el orden establecido, a hacer lo mismo. No faltó entusiasmo.
En la fase itinerante caminaba las miserias, rodeado de discípulos y fieles, en busca de una tierra sin el mal. El grupo de desventurados se llamaban a sí mismos ‘Los Aseados’, ‘Los Probos’, ‘Los Hijos del Hombre’. Desempeñaba el papel de un jefe tribal orientado a lo social y la vida cotidiana
Cayó en las garras Satanás: ‘El paco’.

‘Boby’, apenas recibido en la Harvard Business School, llegó a ‘Sangre y Sol’ de la mano de la Corriente Clasista y Combativa. Conoció al Mesías. Se hizo llamar ‘Saulo el Apóstol’. Inició unas cruzada para reemplazar paco por blanca.
—Mantiene la clientela cautiva, no mata rápido y deja una jugosa diferencia —aclaró como si yo no supiera.
Acabaron asentándose en la vieja escuela de la villa ‘Los Cuarenta Guasos’. Paulatinamente suplantó, en sus funciones, al Mesías.
Tomó el proyecto como propio. Para financiarlo, volvió a la prostitución ritual de la antigua Babilonia, proveyó a casi todos los lenocinios de la provincia.
Pero los fieles querían coger. Se vio en la necesidad de poner orden en esa orgía desenfrenada que afectaba la provisión demateria prima.
Convenció a los hombres que el pecado original había sido violar el mandato de la renuncia. Con rigurosa lógica sugirió que sólo podrían purgarlo con la amputación de los órganos pecadores.
Acceder al reino de Dios requería de dos abluciones: “La Mínima o Hipócrita” que sólo extirpa las pelotas (con todo y escroto), y “La Espléndida” que amputa pija y huevos.
La inmensa, piadosa mayoría optó por solucionar el problema de raíz.
Mis sospechas se habían confirmado.
Dando por sentado que ‘Boby’ fue el primer ejemplo, pregunté en un exabrupto —¿Quién embarazó a todas esas pendejitas?
—Acá, casi todos los hombres mean sentados —respondió rascándose las bolas, con sonrisa irónica.

El hombre propone y Dios dispone
La señora presidenta de la Nación, con manifiesta hostilidad a todo lo que sea libre empresa, y para combatir la trata de personas, prohibió el rubro 59 (clasificados de los diarios, ofertas sexuales).
‘Boby’ supuso que los prostíbulos irían cerrando uno a uno, que la secta iniciaría un proceso de descapitalización y que las relaciones de producción volverían, paulatinamente, a un sistema de dominación vinculado a la fuerza relativa de sus miembros. Como responsable institucional decidió un salto cualitativo: La fuga hacia adelante. Transformar lo que era sólo una secta localizada, en una ‘Iglesia Universal’.
—Abriré sucursales en la villa ‘Ciudad Oculta’ de Buenos Aires—comenzó a enumerar —En la villa ‘La Lata’ de Rosario. También en Mendoza…
Para interrumpir su entusiasmo estadístico (de lo contrario no me iba más), le sugerí que cambie de nombre. ‘Iglesia Universal’ tiene propiedad intelectual en Brasil. También aconsejé que no actuara en caliente, el decreto de la señora presidenta podría tener las mismas consecuencias que la ley seca de los años treinta (USA. SXX) Le sugerí que tal vez sea mejor armar a los castrados y retornar con su mamá diputada evangelista.
Prisionero de su responsabilidad, ‘Boby’ se negó a regresar.
Por no devolver al marinerito, la diputada evangelista pagó sólo el cincuenta por ciento de los honorarios.

En definitiva, el Mesías trató de salvar a los villeros. Saulo, en el mejor de los casos acabó cortándoles las bolas. Y yo, yo tengo otro caso resuelto.

FIN DEL CASO
“Julio César ‘Toto’ Flatuletti”

Detective privado free lance
Bv. Chacabuco 1300 -‘El Paraíso’ - Pregunte por Toto
http://flatuletti-detectiveprivado.blogspot.com/

1 comentario:

Carles dijo...

Soy Carlos, colaborador de Printcolor (http://www.printcolorweb.com), imprenta digital especialista en libros. Tu blog ha sido seleccionado y te regalamos la impresión gratis de tu primer libro, a cambio de que publiques en tu blog un comentario positivo sobre nuestros servicios. ¿Te interesaría? Para cualquier duda puedes enviarme un e-mail a info@printcolor.es. Gracias.